Ilustración: Patricio Otniel

Ilustración: Patricio Otniel

A un mes para rendir la PSU, comienza otro proceso que requiere el mismo nivel de atención: la postulación a créditos. Existen en el mercado muchas opciones, las cuales van desde los que el Estado ofrece hasta los créditos de consumo que diversas entidades bancarias entregan. Pero hay factores que no debes olvidar para que no cometas ningún error en tu elección. El tiempo que necesitas para pagar la deuda, los intereses, si tienes un aval o no para que te represente mientras no tengas un trabajo ni ingresos económicos, entre otros. Fíjate sobre todo en si tu universidad es privada o del Consejo de Rectores, si cumples los requisitos académicos en caso de postular a un beneficio estatal, si tu carrera está acreditada, si estás en DICOM, ya que los bancos no conceden créditos a personas que estén en dicha institución. Esto se justifica porque no existen las garantías de que el aval o el estudiante beneficiario del crédito pagarán su deuda.

Al escoger un crédito universitario es necesario ver las opciones más convenientes. El primer factor clave a considerar es la tasa de interés, ya que determina la cantidad de dinero que tendrás que devolver en el futuro. El porcentaje suele fluctuar entre el 2% y el 6% en créditos estatales y el 8% en los privados. También toma en cuenta los años de gracia, es decir, el tiempo que dispones para empezar a pagar una vez egresado. Recuerda que los años de gracia no te eximen del pago. Por el contrario, tienes que cancelar mensualmente una cuota que es fijada por la institución a la que solicitaste el crédito. Este período varía desde los seis meses hasta los siete años. No dependen del origen del crédito (estatal o privado), sino de la cantidad de cuotas y de los intereses con los que se pactó el préstamo.

Además, no olvides revisar cuántos años tienes para pagar la deuda y determina la cantidad de cuotas. En general, las carreras profesionales se pagan durante 20 años, en un total de 240 cuotas. En cambio, los alumnos de carreras técnicas tienen alrededor de 10 años para hacerlo. Hay ventajas y desventajas, según el origen de tu crédito. Si te inscribes en uno del Estado, tienes tres opciones: el Fondo Solidario, el Crédito con Garantía Estatal y el Crédito Corfo. Pero tienes que cumplir con ciertos requisitos: venir de una familia de bajos ingresos, tener buen rendimiento académico y/o determinado puntaje en la PSU. Ten en cuenta que no todos esos créditos contemplan a las universidades privadas.

Aviso de utilidad públicaEste 4 de octubre se dio inicio a un nuevo proceso de postulación a créditos para la educación superior. Los alumnos que actualmente cursan una carrera y que requieren financiamiento, sólo podrán postular al Crédito con Garantía Estatal entre el 4 y el 18 de octubre de 2010.Los estudiantes que ingresen al primer año de universidad en 2011 y requieren optar a financiamiento de Becas de Arancel, Fondo Solidario de Crédito Universitario y Crédito con Garantía Estatal tendrán plazo para postular antes de la PSU del 4 al 24 de noviembre de 2010.La postulación se hace a través de internet, completando el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS), en el sitio web. Para resolver dudas puedes llamar al call center al (2) 355 34 65.

El Fondo Solidario se otorga a los estudiantes de las universidades del Consejo de Rectores, el cual sirve para financiar parte o el total del arancel. Es un crédito otorgado en Unidad Tributaria Mensual (UTM), este valor en octubre alcanzó los $37.417. La tasa de interés es de 2% anual. Los estudiantes comienzan a pagar después de 2 años de haber egresado. La deuda se cancela anualmente y corresponde al 5% del total de ingresos que hayas obtenido el año anterior. Pero si no tienes trabajo o te encuentras estudiando, puedes postergar el pago acreditando tu situación a la institución educacional.

La senda estatalPara optar a este beneficio tienes que ser chileno, llenar un formulario de postulación, pertenecer a los cuatro primeros quintiles de ingreso socioeconómico, matricularte en primer año en una de las carreras de las 25 universidades tradicionales y obtener un puntaje en la PSU igual o superior a 475 puntos, tanto en la prueba de Lenguaje como en la de Matemáticas. En caso de postular a las carreras de Pedagogía y Medicina, deberás corroborar si están acreditadas, para esto chequea el sitio web de la Comisión Nacional de Acreditación.

Otro elemento rescatable es que este crédito es compatible con cualquiera de las becas del ministerio de Educación. El plazo máximo de devolución es de 12 años, en general, y 15 en caso de que la deuda sea superior a 200 UTM. El proceso de selección es del 4 al 24 de noviembre.

Cubre hasta un monto máximo determinado por el arancel de referencia de la carrera respectiva, y hay que tener ojo, ya que los aranceles de referencia (que son establecidos por el Ministerio de Educación) suelen ser más bajos que los reales que manejan las distintas universidades, lo que implica que esta diferencia tiene que ser financiada por el estudiante.

El Crédito con Garantía Estatal lo entregan los bancos BCI, Santander, Itaú, Scotiabank, Estado, del Desarrollo y Falabella. La gracia es que el Estado y la universidad garantizan al alumno el acceso al crédito. Por ley están prohibidos en este beneficio los avales familiares, ya que el responsable del pago una vez egresado de la carrera es el alumno. Se postula sólo una vez y se extiende a lo largo de toda la carrera, lo que no quiere decir que el alumno no tenga que hacer el trámite de renovar el crédito en su universidad, porque el sistema de financiamiento es anual.

Este crédito está dirigido a los alumnos de los cuatro primeros quintiles que estudien en una de las 71 instituciones acreditadas, que pueden ser las universidades del Consejo de Rectores, privadas, institutos profesionales y las escuelas matrices de las Fuerzas Armadas. Se entrega en UF y la tasa bordea el 5%, cifra que ha bajado en los últimos dos años (en 2008 era 6,4% y en el 2009 era de un 5,8%). El monto mínimo a solicitar es de $200 mil y el máximo es el 100% del arancel de referencia.

Pueden pedirlo alumnos que ingresan a primer año como quienes están en cursos superiores. Quien postule a este crédito debe ser chileno o extranjero con residencia definitiva en el país y matricularse en una institución autónoma y acreditada. Los méritos académicos también son considerados, ya que los alumnos que entren a primer año deben tener un puntaje promedio en la PSU mayor a 475 en Lenguaje y Matemáticas y un NEM superior o igual a 5,3. Para los que ya estén estudiando, tienen que haber aprobado sus cursos con un porcentaje equivalente al 70% total de créditos, lo que debe ser acreditado por sus respectivos establecimientos.

Desde el 4 al 18 de octubre es el proceso de postulación 2011 para los que cursen una carrera. En cambio, del 4 al 24 de noviembre para los que ingresen a primer año. La inscripción es vía internet, donde se debe completar el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS). Los plazos de pago son 10, 15 ó 20 años, dependiendo de la duración de la carrera, el nivel de estudios y el monto que se adeuda. En caso de cesantía se suspende el pago de la deuda por un máximo de 12 meses.

Tienes un período de gracia de 18 meses posterior a tu egreso para pagar. Puedes cambiar sólo una vez de carrera o hacer continuidad de estudios. Incluye seguro de desgravamen e invalidez. No hay limitaciones de edad ni restricción de carreras, incluso puedes acceder aunque estés en DICOM. Lo malo es que el crédito no cubre la matrícula, la cual debe ser financiada por el alumno y tampoco puedes ya haber egresado de una carrera con el Fondo Solidario de Crédito Universitario.

Este crédito se ha situado, en apenas cuatro años, en la principal ayuda estudiantil. Durante 2010 más de 92 mil alumnos recibieron créditos con garantía del Estado. El 13 de enero de 2010 la ex Presidenta Michelle Bachelet amplió en 23 mil alumnos la cantidad de créditos con aval del Estado e incluyó al cuarto quintil, alcanzando un total de 92 mil postulantes. En septiembre, bajo el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, otros 3.016 alumnos firmaron sus créditos en el banco tras el proceso excepcional de postulación y apelación abierto tras el pasado terremoto.

El crédito Corfo es una opción intermedia entre las alternativas privadas y las estatales. Es entregado a través de varios bancos, cuyos fondos provienen de la Corporación de Fomento de la Producción. Pueden postular estudiantes chilenos o extranjeros con permanencia definitiva en Chile, que pertenezcan a familias de ingresos medios y que estén aceptados o estudiando en una universidad privada o tradicional, instituto profesional, centro de formación técnica, incluso instituciones de las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones.

El ingreso bruto mensual familiar no debe superar las 200 UF. Cubre los gastos de matrícula y arancel del año a cursar, más un margen adicional de hasta 20% para otros gastos vinculados directamente con tus estudios, como alimentación u hospedaje. La decisión de entregar este monto adicional depende de cada banco. Pero por una sola vez, el banco puede otorgar, además del crédito anual, un préstamo de hasta 200 UF destinado a pagar deudas anteriores que el alumno tenga con el establecimiento educacional.

El plazo de pago máximo es de 15 años, incluidos eventuales períodos de gracia que conceda el banco. Estos últimos son establecidos por los bancos para el eventual  pago de capital y/o intereses. Los bancos sujetos al crédito Corfo son el BBVA, del Desarrollo, Falabella, Ripley, BCI, Coopeuch y Corp Banca. Se puede postular todo el año, pero la demanda suele ser durante enero, febrero y marzo. Además la solicitud del financiamiento puede ser realizada por el mismo alumno, algún familiar o una tercera persona que asuma la obligación directa o de manera indirecta del crédito.

La senda privadaEl Crédito Futuro de los bancos de Chile y Edwards, ofrece una tasa fija anual del 7,5%. Tanto el alumno como el aval quedan con seguro de desgravamen, es decir, en caso de que el asegurado fallezca, la familia no tendría la obligación de pagar.  El cliente elige si paga mensualmente 2,72 UF ($58.377) ó  5,45 UF ($116.968), monto que puedes empezar a cancelar mientras estudias. El monto mínimo del crédito es 60 UF. Pero hay excepciones. Si estudias Medicina, Odontología, Psicología y Periodismo, los pagos fijos, pasan a tener un valor mínimo de 5,45 UF. Pagas la deuda acumulada en 10 años.

El Banco Estado financia la matrícula y/o arancel para carreras de 4 ó más años de duración con cuotas fijas mensuales en UF. Ofrece una tasa fija de 6,8%, por un monto de hasta 220 UF anuales y 1.100 UF para toda la carrera. Dan hasta 15 años de plazo para pagar y hasta 7 años de período de gracia. Durante este período sólo debes cancelar cuotas mensuales de intereses. Finalizado este plazo pagarás cuotas de capital más intereses.

Por otro lado, la tasa fija del banco BCI bordea el 8,5%. “Nuestro plus es la flexibilidad. Por ejemplo, una vez egresado, nuestro cliente tiene acceso a condiciones preferenciales para refinanciar el saldo capital, la deuda total acumulada que quedó del período de estudios del alumno. Tiene seis meses de gracia y hasta 96 cuotas para cancelarlo. Esto le permitiría adecuar el valor cuota que más le convenga en los distintos casos”, asegura Carlos Mackines, ejecutivo de inversiones del banco BCI.

La ayuda de otros bancosFalabella: Ofrece los créditos Cuota Flexible y Fija. El primero financia hasta 900 UF por toda la carrera con un plazo de 10 años. El segundo tiene monto anual máximo de 200 UF. Hasta 10 años de plazo tienes, por cada año de estudio. Además se cancela una cuota constante a lo largo de la carrera.Ripley: Monto a pedir mínimo $200 mil, máximo $6 millones. Plazo de pago 12 a 48 meses.Scotiabank: Tienes 6 meses de gracia para pagar. El plazo va desde los 6 a 60 meses.BBVA: Monto mínimo $500 mil, 84 días para pagar y se cobra interés sólo los 12 primeros meses.Del Desarrollo: Fluctúa en 7,11% la tasa anual reajustable en UF. Primera cuota se paga en 90 días (gracia), tienes 72 meses para pagar.